Choose your language in the shadows

viernes, 19 de julio de 2013

Retrum









Sombras que rondan por la oscuridad,
Acercaos,

Hoy os presentaré a dos almas en pena,
Llenas de oscuridad y dolor.

Mas,
Mejor que hablen ellas mismas,
Sabrán presentarse mejor...
¡Silencio!
Aquí llegan,
Escuchar sus lamentos...

Christian
Mi vida no tenía sentido;
La poca luz que veía,
Se apagó de golpe,
Un domingo de verano,
En la carretera.

El pueblo donde vivo,
Es insulso,
Aburrido,
Sin nada que hacer.

Mas, un día,
Mientras leía un libro de almas en pena como yo,
Se me acercaron tres pálidos;
Vestían los tres ropas negras,
Con una flor morada en el pecho,
Rostros blancos como la luna,
Labios morados como si de muertos andantes se tratasen.

Entonces,
Reconocí a uno de ellos,
Hace tiempo recogí un guante negro,
En medio de la nieve,
Me guió a él una preciosa voz,
Acompasada por un violín.

Me dijeron que si quería unirme a ellos,
Antes debía pasar una prueba,
Pasar una noche en el cementerio,
Dormir con los muertos,
Y despertar vivo al día siguiente.

Huelga decir que pasé la prueba,
Y me uní a su grupo.
Cuanto más tiempo pasaba con ellos,
Más me dejaba hechizar por ella,
Mi princesa oscura,
Mi ancla en este aborrecido mundo.

No era cómo las demás,
Era libre como el aire,
Cambiante como el agua.
Intenté retenerla a mi lado,
Pero tendría que haberlo sabido,
Que no la puedo encadenar a mí.

Mas cuando se alejaba de mí,
Su ausencia me mataba por dentro,
Y pasaba los días recordando su voz,
Su blanca piel,
Su negra melena...

No me arrepiento de haberlos conocidos,
Aunque la tragedia nos absorbió,
Sin ellos,
No la habría conocido.
Mi princesa oscura,
Que desde entonces,
Hace latir mi negro corazón.

Alba
El amor es cruel,
No es la fantasía que prometen.

Mas quien sabe,
Si volviera al pasado,
Lo conociera otra vez...
¿A quién pretendo engañar?
Me volvería a enamorar de él.
Aun sabiendo el dolor que me causaría,
Las lágrimas que me haría verter,
Las cosas que me haría hacer,
Me enamoraría de él.

Cambié por él,
Hice todo lo que estaba en mis manos,
Para que se fijara en mi,
Para que me correspondiera,
Mas él preferia a otra.

Me utilizó,
Lo sé,
Quise ser amada por él,
Mas lo único que conseguí fue desprecio,
Rechazo.

¡Lo odio!
Mas lo amo tanto…
Por su culpa me convertí en un ángel caído.
La pureza que tuve alguna vez,
Se esfumó.

Abracé la oscuridad,
Pagué el terrible precio,
Y me convertí en un ángel negro,

En busca de venganza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada